• Apoyado por la sociedad
    Apoyado por la sociedad El 'Modelo Avilés' de atención a personas con trastornos mentales sigue sumando apoyos. En esta ocasión han salido en su defensa la Federación Española de Rehabilitación Psicosocial (FEARP)
  • Un modelo premiado
    Un modelo premiado El "Modelo Avilés" sigue siendo un ejemplo para seguir en las prácticas de salud mental. Así lo destacó el jurado del premio "Jaime Albert Solana"
  • Un modelo con garantías
    Un modelo con garantías Con la apertura del 'Modelo Avilés' pudimos felicitarnos por la apuesta firme de un modelo de atención a las personas con trastorno mental grave» con garantías
  • Referencia internacional
    Referencia internacional La calidad de los profesionales de Salud Mental de Avilés ha convencido a los estadounidenses para divulgar en España el ‘recovery’, que potencia la autonomía del enfermo mental y erradica todos los estigmas sobre ella.
  • Integración
    Integración Numerosos estudios de investigación confirman que la integración en la comunidad de una persona con una enfermedad mental supone uno de los mejores respaldos para su buena evolución clínica.
  • Adaptado a nuestra realidad
    Adaptado a nuestra realidad El Modelo Avilés es una adaptación del modelo TAC norteamericano a nuestra realidad asistencial para facilitar la implantación de estos dispositivos que tan eficaces se han mostrado en estudios publicados.
  • Desde 1999
    Desde 1999 En Avilés se puso en marcha en 1999 un Equipo de Tratamiento Asertivo Comunitario basado en el modelo de Stein y Test. Las visitas domiciliarias y las intervenciones con los pacientes son la norma de nuestra intervención.

Conocer el frío

La Nueva España 11 de julio de 2015

Juan José Martínez Jambrina. 

 Fuera del sistema sanitario público hace mucho frío". (Sr. D. Faustino Blanco González, 24-9-2012)

El pasado día 4 de Junio de 2015 tuve por primera vez en mis manos el "Plan de salud mental de Asturias 2015-2020" y es que, como todo el mundo sabe, no hay mejor momento para hacer política que con el Parlamento disuelto. Es la esencia de la democracia.

Era la segunda noticia que tenía del citado plan ya que en septiembre de 2014 se me convocó, en calidad de director del área de Gestión Clínica de Salud Mental del área III, a una reunión con sus coordinadores: José María Fernández, director de asistencia Sanitaria del Sespa y Julio Bruno, director general de Salud Pública, hombres de otro tiempo. En dicha reunión la mayoría de los convocados planteamos serias objeciones a lo escriturado en el documento que, como era de esperar, tuvieron la "respuesta del eco". Nunca más volvimos a saber los responsables de las áreas sanitarias de ese proyecto.

Así hasta ahora en que surge de entre las aguas este librillo firmado por seis personas, algunas con escasa relación con la salud mental y otras a las que les ha pasado como a Fabrizio del Dongo, el personaje de Stendhal que peleó en la batalla de Waterloo pero sin saberlo.

La puesta en circulación de dicho plan parece responder a la intención de avalar los cambios que se están haciendo en el área de Oviedo y en temas de financiación del sector sociosanitario y de cuyas repercusiones negativas para la asistencia ya han dado cuenta los profesionales afectados, y que han motivado, una queja por escrito a los responsables sanitarios del área IV por parte del psiquiatra responsable del ETAC de Oviedo que tiene que hacer juegos malabares a diario para realizar la atención domiciliaria.

Pero mas allá de este uso espurio, el nuevo plan deja, a mi juicio, patente la voluntad del Consejero de Sanidad de iniciar un nuevo planteamiento en la organización de la asistencia psiquiátrica en el Principado que poco tiene que ver con el modelo de psiquiatría comunitaria auspiciado por la OMS y la gran mayoría de asociaciones científicas internacionales. Baste recordar que el 30 de marzo de 2015 Italia cerró las últimas camas psiquiátricas institucionalizadas que le quedaban: las de los hospitales penitenciarios; o que el III Congreso Europeo de Tratamiento Asertivo Comunitario celebrado en Oslo el pasado 25 de junio, acordó reclamar la implicación política del Parlamento Europeo para que legisle y subvencione la puesta en marcha en toda la UE del modelo asertivo comunitario.

La apertura de nuevos dispositivos de larga hospitalización y los planes de contratación de profesionales (19 psicólogos, 6 psiquiatras, 52 enfermeros especialistas, 15 trabajadores sociales, 4 terapeutas ocupacionales, etc.) son dos aspectos capitales del nuevo plan que merecerían una explicación muy detallada para poder comprenderlos.

Pero por donde más asoman las intenciones del Consejero Sr. Blanco es en la escasa atención que se presta al proceso de integración laboral de los enfermos (se le dedica una sola página en el plan) así como en que la incorporación del paciente, familiares y allegados a la gestión de su propio proceso terapéutico aparezca escasamente representada. Estas iniciativas están muy presentes en la mayoría de las CC AA que se precian de su sistema sanitario.

Pero la precipitada difusión del susodicho plan tiene otra consecuencia muy grave: el incumplimiento por parte de la Consejería de Sanidad del mandato que la Junta General del Principado (JGPA) en pleno le dio el día 8 de octubre de 2014 al aprobar una moción presentada por IU y UPD en la que se instaba al Consejero Sr. Blanco, "a respetar la integridad de los ETACs de Oviedo y Avilés, a mantener la filosofía de la red de salud mental comunitaria y a contar con las familias, los profesionales y los usuarios antes de promover cualquier tipo de cambio organizativo".

Dice una voz popular que "las hemerotecas son implacables". Por eso me he pasado unas cuantas horas releyendo el diario de sesiones de la JGPA, que es una fuente imprescindible para una valoración adecuada de los hechos.

El fragmento del diario de sesiones que recoge el debate que mantuvieron los días 24 y 25 de septiembre de 2014 los diputados Ignacio Prendes (UPyD) y Noemí Martín (IU), junto con Albano Longo (Foro) y Victoria Delgado Camblor (PP) con el Consejero Sr. Blanco, no tiene precio. Hacía tiempo que no leía nada tan peyorativo para el sentido común como las declaraciones del Sr. Consejero de Sanidad. Un día y por escrito, como le señaló la diputada Noemí Martín, tilda al tratamiento asertivo comunitario de ser una antigualla: "Es el modelo ideológico existente antes de la reforma psiquiátrica, que funcionando aisladamente priva a los pacientes que atiende de las prestaciones que han demostrado una mayor eficacia, una mayor efectividad en la práctica clínica" escribió el Sr. Consejero como respuesta a la primera interpelación parlamentaria. Al día siguiente, en el debate cara a cara, resultó que el tratamiento asertivo comunitario ya era una de las prácticas psiquiátricas con un nivel de evidencia científica más alto (evidencia científica 1a) en la "Guía de Práctica Clínica para el tratamiento de la esquizofrenia y el trastorno psicótico incipiente", del Ministerio de Sanidad (2009). El Sr. Consejero no pudo sino decir que los ETACs estaban siendo mimados por la Consejería y el Sespa. ¿Cabe algo que no sea un intenso pavor ante tamaño dislate?

Buscar

Este sitio web está dirigido a profesionales. Para acceder a todos los contenidos es necesario registrarse. Solicite su inscripción AQUI. Su petición será revisada por la administración de este sitio.

Sobre Modelo Avilés

El Tratamiento Asertivo Comunitario (TAC), desarrollado por Leonard Stein y Mary Ann Test en Wisconsin (USA) es una forma de estructurar la asistencia a las personas con enfermedades mentales graves que focaliza su campo de actuación en el entorno social mas próximo al paciente. Las intervenciones domiciliarias constituyen la piedra angular del TAC, tratando de integrar actuaciones diversas (farmacológicas, psicoterapéuticas, sociales, familiares, laborales). Leer más: ¿Qué es el Tratamiento Asertivo Comunitario?

Redes sociales

FACEBOOK TWITTER